Efectos secundarios del tratamiento láser de la cuperosis

Efectos secundarios del tratamiento láser de la cuperosis

La cuperosis, o también llamada rosácea, es un trastorno crónico de carácter inflamatorio de la piel que se muestra en forma de enrojecimiento de ciertas zonas de la cara. Su causa no se conoce de forma clara, aunque afecta sobre todo a mujeres de mediana edad, de entre 30 y 60 años. Muchos pacientes nos consultan cuáles son los efectos secundarios del tratamiento láser de la cuperosis, que es uno de los más habituales y efectivos.

El láser que se suele utilizar en el tratamiento de la cuperosis es el láser vascular, dirigido a la hemoglobina, para eliminar la rojez, así como la luz pulsada intensa (IPL).

Terapias lumínicas: efectos secundarios del tratamiento láser de la cuperosis

Lo bueno que tienen este tipo de terapias lumínicas es que son tratamientos indoloros. A pesar de todo, en función de la intensidad puede tener ciertos efectos secundarios. Estos pueden ir desde la aparición de un eritema o rojez, a una inflamación en las primeras 48 horas tras la aplicación. Pasados unos días, puede aparecer una pequeña costra. Es algo que se debe tener en cuenta si el paciente tiene que socializar en los siguientes días o si su trabajo le obliga a estar de cara al público.

Otro efecto secundario del tratamiento láser de la cuperosis puede ser, si no se elige el momento de forma adecuada, la hiperpigmentación residual. Se debe tener en cuenta que cualquier traumatismo, ya sea un pinchazo o el efecto de un láser, puede “teñirse” con el efecto del sol. Esto implica que si te sometes al tratamiento en verano, con la mayor exposición al sol, puedes tener el riesgo de que se sobrepigmente la zona tratada, creando una mancha que sea mucho más difícil de quitar que la propia cuperosis. 

Contraindicaciones del tratamiento láser de la rosácea

Como cualquier tratamiento láser, no se recomienda llevarlo a cabo ni durante el embarazo ni durante la lactancia. También se debe evitar mientras se sufre cualquier tipo de enfermedad inflamatoria cutánea, como un herpes, así como si se sufre una inmunodeficiencia no controlada, como puede suceder entre pacientes diabéticos o con otras enfermedades endocrinológicas. 

Y recuerda: si tienes cualquier duda sobre la idoneidad de este tipo de tratamientos, en The Facial Concept estaremos encantados de atenderte.

También te puede interesar: ¿qué es la rosácea? Causas y tratamientos
¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos
Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar