Qué son los hilos tensores

Qué son los hilos tensores

Los hilos tensores son uno de los tratamientos más recurrentes para el rejuvenecimiento facial. Como en la mayoría de productos cosméticos, existen una gran cantidad de fabricantes y modelos, con diferentes componentes, diseños, y longitudes. 

¿Qué son los hilos tensores PDO?

Los más usados en medicina estética son los hilos PDO (acrónimo de polidioxanona, el material del que están hechos), un material monofilamento reabsorbible. Son la evolución de otro tipo de hilos, como los de oro o los japoneses. Se introducen en la piel mediante agujas de diverso tamaño (siempre muy finas), creando un entramado fibroso y generando una pequeña reacción inflamatoria. Ambos hechos confieren cierta tensión a la piel e inducen a que el cuerpo genere nuevo colágeno. Se suelen poner entre 20 y 50 hilos por cada lado de la cara. Este tratamiento no requiere estar de baja y los efectos son visibles desde las primeras semanas, aunque hasta pasados 30-45 días no se comprueba el efecto tensor. 

Es un tratamiento adecuado para los pómulos, la línea mandibular, la zona frontal y toda la cara y genera ningún problema. Eso sí, es un efecto tensor pasajero y limitado.

¿Qué son los hilos de conos reabsorbibles?

Los conos reabsorbibles es una variante de hilo, con una función diferenciada. Se trata de un hilo (reabsorbible o no) que lleva asociados una serie de conos reabsorbibles, normalmente de ácido poliláctico. El hilo se introduce con una determinada longitud en función de la región a tratar. El propio cono del hilo “engancha” la piel y la estira. Una vez realizado esto, suele ser necesario fijar la sutura para dotarla de mayor tensión.  Esto logra un efecto lifting sin cirugía, aunque su duración es sensiblemente menor (entre uno o dos años).

Estos filamentos se usan sobre todo en las cejas, para el lifting frontal, para hacer los foxy eyes y para marcar el ángulo mandibular y evitar los descolgamientos del lado de la mandíbula, así como en el cuello. 

Aunque pueden ser buenos recursos para momentos puntuales, lo cierto es que los efectos que se logran no están a la altura de lo que se consigue con una cirugía de estiramiento (lifting), en la que el efecto es más permanente y permite reposicionar los tejidos desde el interior para dar tensión a las zonas necesarias y eliminar el  exceso de piel. Los tratamientos con hilos pueden ser un buen recurso para pacientes que tengan miedo al lifting o que quieran retrasar su realización.

Como siempre, recuerda que en The Facial Concept estamos para resolver cualquier duda que tengas al respecto.

También te puede interesar: ¿qué es una ritidectomía?
¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos
Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar