El cabello es un elemento muy frágil de nuestro cuerpo. No solo el envejecimiento, hay muchos aspectos externos como el estrés, la climatología o incluso tratamientos médicos pueden causar caída del pelo. Pero gracias a la dermatología capilar puedes prevenir o reducir sus efectos.

Dermatología capilar

Existen muchos tipos de alopecia, cuyo origen puede variar. En la mayoría de casos se puede prevenir con una detección temprana, algo que ocurre por ejemplo con la alopecia androgenética, o calvicie común. Por eso es importante que un especialista revise cada caso para determinarlo.

Solo así se puede encontrar la raíz del problema y optar por la mejor solución.

dermatología capilar
tratamientos de dermatología capilar

Tratamientos de dermatología capilar

  • Plasma rico en plaquetas / fibrina rica en plaquetas (PRF)
  • Tratamiento farmacológico oral
  • Mesoterapia con dutasterida
  • Técnica FUE
  • Técnica tira (FUS)
  • Alopecia androgenética
  • Alopecia frontal fibrosante
  • Alopecia areata
  • Líquen plano pilar
  • Otras alopecias

Diferentes tipos de alopecia y su tratamiento

Alopecia androgenética: es la más frecuente. Afecta tanto a hombres como a mujeres. Se debe principalmente al efecto de la hormona testosterona y sus derivados. Responde bien a la medicación oral y al trasplante capilar.

Alopecia frontal fibrosante: su origen es desconocido y su incidencia está al alza. Afecta más a mujeres tras la menopausia. Parece que el uso de algunos productos tópicos (cremas) puede favorecer su aparición, aunque no está del todo claro. El sistema inmune juega un papel importante en su desarrollo. No existe tratamiento efectivo aunque sí medicación para frenar su avance. El trasplante capilar está desaconsejado, puesto que la zona donde debe realizarse presenta características de una cicatriz, con lo que la supervivencia del folículo es mucho menor.

Alopecia areata / universal: se debe a un trastorno inmunológico, siendo el propio organismo el que provoca la pérdida del cabello. Puede verse limitado a una zona (areata) o a todos los folículos pilosos del organismo (universal), provocando una alopecia completa. La areata puede solucionarse mediante el trasplante, mientras que la universal no permite disponer de zona donante y suele precisar de micropigmentación para camuflarse.

Líquen plano pilar: es un tipo de enfermedad cutánea que afecta específicamente al folículo piloso, provocando su destrucción y generando una cicatriz. Suele afectar a mujeres a partir de la 4ª década de la vida. Se cree que también está implicado el propio sistema inmune del paciente. Se caracteriza por una alopecia progresiva acompañada de síntomas locales, como el prurito y enrojecimiento del cuero cabelludo. Hasta un 30% asocia liquen plano en otra localización. El tratamiento con corticoides suele ser de elección en estos casos, así como el uso de otros inmunomoduladores.

Otras: como el shock loss (pérdida de cabello temporal debida a estrés o trauma y al uso de alguna medicación específica, como puede ser una cirugía; recuperación ad integrum de forma espontánea). Existen otros tipo de alopecias, como aquellas desencadenadas por quimioterapia o radioterapia, que pueden requerir distintos tipos de tratamientos o prevención, a pesar de que la recuperación puede no ser completa.

Plasma rico en plaquetas
Mesoterapia con Dutasteride

Mesoterapia con Dutasterida

Consiste en el mismo tipo de tratamiento que el anterior, infiltración local directa en el cuero cabelludo de este principio activo, el más efectivo frente a la pérdida de cabello.

Se indica en aquellos pacientes en los que no está indicada o no quieren realizar medicación oral. Se realiza de forma periódica para recuperar el cabello perdido y mantener en el tiempo sus efectos.

Es un procedimiento indoloro (se realiza bajo anestesia local) y rápido (en apenas 30 minutos se completa el tratamiento), sin período de recuperación.

Tratamiento farmacológico oral

Mediante una consulta con nuestra especialista en tricología podemos determinar si existen signos que indican un inicio de alopecia androgenética incipiente (pérdida de densidad y miniaturización del folículo piloso) o de otros tipos de alopecia.

En función de la problemática, se puede aportar diferente tipo de tratamientos: suplementación con “vitaminas” especiales para el pelo; tratamiento médico tópico en forma de champú, espuma o loción; o tratamiento farmacológico oral con principios activos que luchan contra la caída del cabello de forma efectiva, siendo capaces de detenerla o incluso de reactivar folículos.

La medicación más frecuentemente utilizada frente a la caída del pelo, la Finasterida, se ha mostrado muy eficaz. Sin embargo, no es del todo bien aceptada por los pacientes debido a sus efectos secundarios. Aunque son leves y poco frecuentes, estos efectos provocan que los pacientes busquen otro tipo de alternativas. La Dutasterida se ha mostrado más eficaz y con menores efectos secundarios que su hermana, la Finasterida.

Además el Minoxidil es otra de las armas más efectivas en la lucha contra la caída capilar. Es capaz de aumentar el grosor del folículo y estimular su crecimiento.

Tratamiento farmacológico oral
transplante capilar

Transplante capilar

Cuando no existe posibilidad de recuperar el cabello perdido mediante otro tipo de tratamiento, recurrimos al trasplante de folículos pilosos. Para ello necesitamos una zona donante apropiada, es decir, con cantidad y calidad suficiente para garantizar la viabilidad y el resultado del mismo.

Es por ello que, normalmente, requerimos que el paciente esté tomando medicación oral para optimizar el estado del folículo para el trasplante.
En función de la manera en que se obtengan los folículos, podemos distinguir principalmente dos tipos de trasplante:

Implante capilar técnica FUE: procedente de Folicular Unit Extraction. La zona donante es todo el cuero cabelludo. Se obtienen uno a uno los folículos o a partir de pequeños bocados (punch). La principal ventaja es que permite obtener mayor cantidad de folículos, sin dejar cicatriz visible. Como desventajas, se hace necesario rapar la zona donante (aunque no en todos los casos) y tiene una duración de procedimiento mayor (porque se sacan más folículos).

Implante capilar técnica FUE: procedente de Folicular Unit Extraction. La zona donante es todo el cuero cabelludo. Se obtienen uno a uno los folículos o a partir de pequeños bocados (punch). La principal ventaja es que permite obtener mayor cantidad de folículos, sin dejar cicatriz visible. Como desventajas, se hace necesario rapar la zona donante (aunque no en todos los casos) y tiene una duración de procedimiento mayor (porque se sacan más folículos).

Implante capilar técnica FUSS: deriva del término Folicular Unit Strip Surgery. A partir de una tira de pelo (de unos 2-3 cm de anchura), se obtienen todos los folículos que ella contiene. La principal ventaja es que no precisa rapar la cabeza (simplemente se limita a la tira) y que se realiza en una sesión más corta. La gran desventaja es que deja una cicatriz en la zona posterior de la cabeza y que la cantidad de folículos es más limitada (unas 2000 Unidades Foliculares habitualmente).

El procedimiento

El trasplante de cabello es un tratamiento que suele realizarse bajo anestesia local, aunque a veces se acompaña de medicación sedante vía oral o endovenosa, para hacer más llevadero el tiempo que dura el mismo. Normalmente es un procedimiento que realizamos en uno de los quirófanos de los que disponemos en nuestra consulta, sin necesidad de ingreso o desplazamiento a otros centros.

En función de la cantidad de folículos necesaria, suele extenderse entre 5-12h. En casos en que se trasplantan gran cantidad de folículos, a veces, precisa de repartir el procedimiento en dos sesiones, en días consecutivos.

Es un tipo de tratamiento indoloro. La principal desventaja es la duración del mismo, que hace que resulte un poco “aburrido”para el paciente. Únicamente tiene que estar tumbado durante el procedimiento, aunque se hacen las pausas que sean necesarias (para ir al lavabo o comer, por ejemplo).

El post-operatorio

No precisa baja laboral si el trabajo no implica socializar, el uso de casco o un esfuerzo físico. Los días posteriores al tratamiento presentarás una leve inflamación en la región tratada, que puede extenderse hacia los ojos (edema periorbitario) y enrojecimiento. Durante la primera semana es fundamental la hidratación de la región intervenida mediante pulverizaciones de suero fisiológico, evitando la formación de costras que puedan dificultar la supervivencia del folículo.

Una vez transcurrido este tiempo, el cuidado se simplifica, precisando únicamente atención durante el lavado, con champú específico. El folículo trasplantado, una vez ha “prendido”, tendrá el comportamiento habitual de cualquier folículo, con sus diferentes ciclos. Es normal que pasadas unas semanas del trasplante, el pelo caiga, aunque el folículo volverá a hacer crecer de nuevo otro pelo a continuación.

La supervivencia del folículo trasplantado es del 99%, a menos que se realice en una región cicatricial (por una cirugía previa, por ejemplo), donde la supervivencia está entre el 50-60%.

Bioestimulación capilar

Plasma rico en plaquetas / fibrina rica en plaquetas (PRF)

A partir de una pequeña muestra de tu sangre podemos obtener una fracción de plasma o fibrina rica en plaquetas. Las plaquetas son capaces de sintetizar numerosos factores de crecimiento, estimulando al fibroblasto para inducir la regeneración de los tejidos y ayudar al mantenimiento del cabello. 

Las principales proteínas secretadas por las plaquetas son: PDGF (atrae macrófagos y facilitala formación de colágeno I); TGF-B, EGF- VEGF, FGF, IGF (activan las células madre y osteoblastos, inducen angiogénesis y estimulan la síntesis de colágeno); otros como  fibrinógeno, fibronectina, vitronectina, TSP-1 son también importantes para los procesos de cicatrización.

La fibrina, además, posibilita la formación de un armazón o estructura, que servirá para aportar soporte cutáneo y firmeza al tejido subcutáneo. 

Una vez obtenido el plasma o fibrina, es inyectada en forma de mesoterapia, en un procedimiento rápido e indoloro (se utiliza anestesia local si es necesario). Es conveniente realizar periódicamente este tipo de tratamiento para contribuir al adecuado mantenimiento de la salud capilar. Puede realizarse durante todo el año, aunque se recomienda sobre todo en épocas donde la caída del cabello es mayor, como el otoño o la primavera.

Puede combinarse con Dutasterida local infiltrada en forma de mesoterapia para aumentar la efectividad del tratamiento.

Plasma rico en plaquetas

Tu cabello, en las mejores manos

Te ofrecemos un tratamiento a tu medida fundamentado en la evidencia científica y en la profesionalidad médica.

Deja que ellos cuenten su experiencia

En The Facial Concept contamos con un equipo excepcional y con la tecnología más avanzada. Nos tomamos el tiempo necesario con cada cliente, ofreciéndote el mejor trato y las mejores soluciones.

Pide una cita online

Déjanos tus datos y te llamaremos sin compromiso

    Fecha para cita online

    Comparte the facial concept con tus amig@s

    El blog the facial Concept

    Menú